Para Todos

 

     Cualquier persona puede practicar Pilates con independencia de la edad y forma física. La sesión de ejercicios se diseñará para acomodarse a las condiciones físicas específicas de una persona o unos objetivos de puesta en forma.

     El propio Joseph Pilates siguiendo su método practicó ejercicio hasta los ochenta años. Hay que concienciar a nuestros mayores de las ventajas que ofrece hacer Pilates, y es que, es justo en la jubilación cuando más ejercicio hay que hacer para mantenerse activo y sano. ¡Olvídate del sofá y actívate!

     Evidentemente los ejercicios que se realizan para personas más jóvenes se adecúan en cierta manera al físico de las personas que lo están practicando, así podrás realizar pilates independientemente de la edad que tengas. Porque el pilates, igual que el amor, no entiende de edades.

Adecúa los ejercicios a tu nivel

     Son muchos los beneficios que tiene el pilates para las personas de la tercera edad. Esta disciplina hace que se fortalezca el tono muscular, desarrollas la fuerza y la resistencia, y te aportará equilibrio y bienestar general, tanto físico como mental.

     Las clases de pilates variarán dependiendo de la edad y de los problemas físicos que puedas tener. Lo importante es saber a qué nivel estás, y podrás preguntarle al profesor de pilates para que te aconseje y te recomiende ejercicios. La clave es no desistir. El hecho de que haya un ejercicio que no puedas realizar, no significa que no puedas realizar otros tantos más.

Previene la osteoporosis

     Uno de los beneficios principales del método pilates es el fortalecimiento de los músculos y los huesos. En las personas mayores es muy común la osteoporosis, es decir, los huesos del cuerpo se debilitan y provoca más lesiones y más facilidad para fracturarse. Si practicas la disciplina del pilates, retrasarás la aparición de osteoporosis y no solo como método de prevención, sino como antídoto infalible para evitar dolores.

     El pilates está creciendo cada vez más en Occidente, no solo en personas jóvenes sino entre personas mayores también, debido a los múltiples beneficios que te puede aportar. Tantas personas no pueden estar equivocadas, ¿no?

    Por último, decirte que siempre que vayas a practicar un deporte o disciplina y padezcas alguna enfermedad como la osteoporosis, debes consultar a tu médico y él será quien te aconseje en la intensidad y la asiduidad con la que debes realizar el pilates o cualquier otra disciplina. ¡Nunca es tarde si se trata de practicar deporte!

© 2015 m-cubik. Todos los derechos reservados.

>>